martes, 13 de septiembre de 2011

Ya te llamaremos

Ya no es una cuestión de empleo o desempleo, es una cuestión de jugar contigo. Y me refiero a la frase "ya te llamaremos", sobre todo si te dicen, "nos gustas, ya te llamaremos que tenemos que hacerte otra entrevista", pero nos quedaremos con la versión corta que todo el mundo ha oído alguna vez.

Está bien que no te llamen, porque es evidente que trabajo no hay para todos, pero me parece que esto debería ser como una especie de contrato vinculante, algo así como, "tengo la obligación de llamarte", porque seamos realistas, el que te entrevista, o el de RRHH, no necesita reflexionar para saber si te van a contratar o no, y a nadie le cuesta decirte "oye mira, no nos interesas, pero si surgiese algo te llamaríamos". ¿Acaso no es esto mejor?, pues parece que sí.

Porque ya no es jugar con la educación, es jugar con la esperanza, la esperanza de que "hoy va a ser el día que te llamen", la esperanza de "hoy es el día que salgo del agujero", o del "al fin se va a ver recompensado tantos años de esfuerzo".

Y esto lo digo ya que no es de recibo estar 2 meses pendiente del movil todos los dias a todas horas, despertandote cada vez que te parece oirlo.

Yo desde aquí, me gustaría pedirle a todo empresario, propietario, director, o simplemente persona que te va a contratar, que sea honesto, y que no juegue con nosotros, que con un paro del 45% en el sector juvenil, o un 20% en el total, no somos pocos los que estamos pendiente de la llamada, de esa llamada que puede permitirte seguir formándote, seguir soñando, seguir haciendo lo que llevas tanto tiempo deseando hacer.

Bueno, en fin, que hoy estoy así, y que estoy hartito de estudiar, para que luego, no ocurra nada y sea trabajo en balde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

;