martes, 8 de noviembre de 2011

De cine y motos

Ayer fui al cine, en verdad eso no es ninguna novedad. Estuve viendo "Un golpe de altura", y la verdad es que estuvo muy bien, pero no es eso de lo que voy a hablar.

Empezaré por media mañana. Resulta, que tras una visita a Fundecor, me desplacé hasta el colegio "los califas" (otra cosa sin ninguna importancia), pero al bajarme del coche, en un semáforo en rojo, y pegado a la izquierda, y tras haber mirado, aparece de la nada una moto a la cual estoy a punto de tirar. Lo sorprendente viene cuando la conductora de la moto me dice "Es que no se puede bajar del coche en un semáforo en rojo". Vaya, que cosas, y yo que pensaba que lo que no se podía (al menos debía) es adelantar a los coches desde una moto con zigzags y, sobre todo, por la derecha. Ahora viene de lo que quiero hablar: tras disculparme, sabiendo que realmente no tenía demasiada culpa, la motorista me hace un "traje" de arriba a abajo.

Y luego, como he comentado antes, en el cine, cuando la película llevaba unos 10 minutos, llegaron 4 seres humanos, que me preguntaron "¿lleva mucho tiempo la película?", yo pensé, que cosas más raras, pero cuando los empecé a ver saltando por las butacas, sentándose atrás, y dándole a la lengua, después bajando hasta abajo, y abriendo las salidas de emergencia, uno se queda a cuadros.

Y yo me decía a mi mismo "ahí va el futuro de España".

En fin, siento la entrada un poco marrullera, pero es que estoy cansado de estudiar, y no me sale ni para pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

;