lunes, 8 de octubre de 2012

De como estoy harto

Esto puede parecer polémico, pero quiero que me leáis bien y entendáis lo que estoy escribiendo. Decir que yo estoy a favor (y lucho por ello) entre la igualdad entre hombres y mujeres, más que la igualdad, que el sexo no sea visto como factos, si no la valía (que viene a ser lo mismo).

Por eso, cuando me dicen "lo siento, pero aquí sólo buscamos chicas" (si me dijesen al revés pensaría lo mismo, pero es difícil que me lo digan), me indigno como un condenado.

Pero lo que más me indigna, es cuando esto lo hago publico, y muchas de las que piden a voces la igualdad, te vienen a decir, con una sutileza supina, "que te den", o "lo siento, esta profesión es así de elitista", o "para cuando es al revés". Pues mirad, señoritas, si uno quiere una cosa, la quiere con todas las consecuencias. Es como quien se mete en la piscina, y dice "quiero mojarme la pierna izquierda, pero no la pierna derecha", pues es un imposible.

Y no penséis que es la primera vez que me lo dicen, o que solo me lo han dicho una persona, que cada cierto tiempo vienen alguien y me lo dice. Con lo fácil que sería argumentar otros argumentos, pero no, te dicen eso, y claro, a ti se te queda la cara de tonto que te cagas.

Pero así está la sociedad, que cada uno hace lo que quiere y reclama derechos, sólo mientras sean para su misma persona, no para los demás.

Esta es mi cara de cabreo.


Disculpad mi cabreo, y sí, prometo no dejaros abandonados.

4 comentarios:

  1. Jajajaja me encanta tu cara de cabreo...GUAPO!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me avergüenzo de los congéneres de mi sexo. Lo que cuentas y las excusas que te ponen son DEMASIADO reales. Con estas mentalidades que nos gastamos de "normal que busquen solamente chicas, aguántate que nos discriminan mucho" y "quedé con él y no me invitó a lo que tomamos, qué fuerte, tía, qué fuerte" es imposible llegar a la auténtica igualdad, imposible.

    ResponderEliminar
  3. Ya te digo, y mira que hay muuuuuchos hombres (no hablo de mujeres) que luchamos por ella, pero después hay días, que se te quitan las ganas enteramente

    ResponderEliminar

;