sábado, 25 de septiembre de 2010

De lavadoras

Cuando uno sale de su casa tarde o temprano le toca limpiar la ropa, y claro, o va a la tienda y compra más ropa nueva (y quema la vieja, al estilo mansión der Sr. Burns), o le toca lavar.

Ya de por si una lavadora es un instrumento de tortura lo suficientemente elevado como para ser considerado arma de destrucción masiva de neuronas, pero ya cuando las intrucciones estan en magyar la cosa se complica aun más

Y claro, si a esto le añades que, por poner un ejemplo, el programa "centrifugado" (es el que está marcado con 11a y 11c) se traduce (o al menos el google lo tarduce) como "de bombeo", ya puede ser lo más caotico del mundo entero.

Más o menos vamos tirando con ella, pero creo que para el proximo lavado le tengo que comprar unas flores o una caja de bombones, por que en el ultimo creo que me metí un poco con ella, ya que me dejo toda la lavadora llena de agua.

Pero no os preocupeis, que mi ropa huele toda a limpio, que logré hacer que funcionase.

(si pulsais la imagen se ve más grande)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

;